schoolboys-drawing-in-classroom

Colegios, niños, pediatras y covid

https://www.levante-emv.com/opinion/2020/09/04/colegios-ninos-pediatras-covid-11131866.html

Es inminente la vuelta al colegio de los niños y es también muy importante que los pediatras demos nuestra opinión al respecto. Citaremos, en primer lugar, varios estudios que demuestran la baja tasa de contagio entre los niños, destacando que, principalmente los infectados lo son a causa de su entorno doméstico. Y que concluyen en su casi totalidad que la transmisión entre ellos es muy baja y asimismo con los adultos. Por tanto, sería deseable su presencia física en los colegios, siempre y cuando sigan las normas ya conocidas con anterioridad.

Los estudios realizados por la revista ‘Pediatrics’, muy recientes y revisados por la Academia Americana de Pediatría, sobre ‘Transmisión y niños covid-19’ confirman lo expuesto anteriormente. En la Facultad de Medicina de Ginebra, un grupo de pediatras estudiaron los hogares de niños suizos infectados por covid-19 y con un riguroso rastreo de contactos se reveló que solo en tres casos (8 %) era un niño el caso inicial sospechoso, con síntomas anteriores a la enfermedad de los contactos adultos en el hogar. Estos datos confirman los estudios realizados por el Hospital de Qingdao, en febrero, de los que se dedujo que el 96 % de los 68 niños ingresados con covid-19 eran contactos domésticos de adultos previamente infectados. En Francia, un niño con covid expuso a más de 80 compañeros a la enfermedad, en tres escuelas diferentes y ninguno la contrajo.

Podíamos seguir enumerando diferentes casuísticas de diferentes países, pero todas ellas tienen una conclusión clave: los niños no están conduciendo la pandemia. Además, tienen menos probabilidades de infectarse y parecen ser menos transmisores, ocurriendo en dirección contraria, es decir que los adultos transmiten la infección a los niños.

En un reciente informe del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, realizado en un campamento de verano, se llega incluso a establecer que la capacidad de contagio es seis veces menor a la de los adultos.

En consecuencia, aplicando métodos matemáticos, se llega a conclusión de que los niños no son vectores significativos de la enfermedad y que países de Europa Occidental, así como Japón, con la reapertura de los colegios no han observado un aumento de las transmisiones en la comunidad. El cierre de los colegios no parece ser eficaz y supone altos costes y va en contra del desarrollo saludable de nuestros niños

Es la congregación de adultos que no siguen los protocolos de seguridad quienes son responsables de conducir la curva ascendente de la infección.

Comments are closed.